Pan da Moa 1
Pan da Moa 2
Guillermo Moscoso Moure amasando

El pan

Comer pan con los cinco sentidos.
Como si no hubiera otra cosa en el mundo. Como lo hacen los niños cuando desgranan ese pedazo de pan, que no lo quitan de la boca durante un buen rato. La mano que no lo suelta hasta que poco a poco se va desmenuzando, deshaciéndose en la comisura de la boca del pequeño.
La cara de alegría, de agrado y de placer.
Ese sabor.
Ese es el sabor del pan.

Es adonde queremos llegar: la sensación de gusto por un producto sincero y honesto. Que lleva impresa la tradición de una tierra en las formas de hacer y en sus simientes. El pan tiene que ser un espejo del lugar donde se hace y de las manos de quien lo hace.

Cuando lo conseguimos es el momento en el que sentimos esa corteza crocante, la miga alveolada y húmeda, el aroma a levadura y cereal, el sabor de la diferencia que buscamos en Pan da Moa.  

Guillermo Moscoso Moure